Se evita el trámite físico de los pagarés, se firman y se validan por medio de firmas biométricas.


Comparte este artículo